por Mónica Salmón Gómez, Becaria PNK 2015-2016

img 2367tns monica

La Beca Presidente Néstor Kirchner significó poder participar en un espacio académico-social de confianza y apoyo mutuo con una prometedora visión sobre América Latina.

Me sentí muy acompañada en los diferentes niveles: académico, profesional y personal. El equipo que cobija la Beca PNK en Nueva York y en Buenos Aires nos alienta a seguir comprometidamente con nuestro trabajo, con la ventaja de haber adquirido una serie de herramientas durante la estancia que nos permite vincularnos y ampliar el parámetro y el alcance de nuestro quehacer.

Recibimos comentarios de expertos en el tema en cuanto a la forma, el fondo y el contenido. Tuvimos la Presentación Pública en la New School en donde encontramos diversidad de perfiles interesados en escuchar sobre nuestro trabajo. Previo a esto, tuvimos un seminario para recibir retroalimentación de un grupo interno formado especialmente para apoyarnos a mejorar nuestra propuesta. Destaco de manera particular que pocas veces se tiene la posibilidad de tener a tanta gente leyendo tu trabajo con detalle y dedicación como en la Beca PNK.

La Beca PNK además cuenta con una cualidad interesantísima que tiene que ver la búsqueda de un perfil que combine el trabajo académico y social. Desde mi punto de vista, este vínculo es imprescindible si se busca fomentar y mejorar los resultados en la transformación de una sociedad más digna y más justa. La posibilidad de que desde la academia se valore el arduo trabajo que hacen las organizaciones, no sólo para entender las realidades con las que trabaja sino que se reconozca la labor en la defensa de los derechos humanos y el rol que juegan en la definición de cuadros para la incidencia política y la justicia social, ha sido esperanzador.

Las dos semanas con la agenda llena de reuniones con diferentes actores que miran la misma realidad con diferentes ojos, enriquecieron mi perspectiva. Me ofrecieron más elementos para seguir trabajando desde estos ámbitos desde una mirada más profunda y crítica entendiendo la complejidad y las contradicciones que se asoman en la cotidianidad de dicha realidad. Por otro lado, la beca ha funcionado como pivote para lanzarme a nuevas posibilidades profesionales. Las reuniones te visibilizan, te ayudan a posicionarte y a que conozcan tu trabajo y compromiso.

que conozcan tu trabajo y compromiso.

La experiencia fue completa y sumamente enriquecedora. Me quedo con un buen sabor de boca y un profundo agradecimiento para quienes confiaron en mí y siguen apostando a la Beca PNK.

Gracias!

Marzo de 2016

 

 

This program is supported by the JULIEN J. STUDLEY FOUNDATION
and UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN MARTIN
Tags: ,