26-29 de mayo, 2013 · Buenos Aires, Argentina

El segundo Simposio Internacional del Programa «Diseño y Desarrollo Social» (1) , titulado Transformaciones y Anticipaciones Urbanas: Bangkok – Buenos Aires – Nueva York, tuvo lugar en la Facultad de Arquitectura Diseño y Urbanismo (FADU) de la Universidad de Buenos Aires (UBA), entre el 26 y el 29 de mayo de 2013. La FADU fue la anfitriona del evento y colaboraron en su organización el Observatorio Latinoamericano (OLA) de la New School de Nueva York, la FADU y la Facultad de Ciencias Sociales (FSOC) de la UBA, y la Chulalongkorn University de Bangkok, Tailandia.

El Simposio congregó a diseñadores, cientistas sociales e historiadores de las tres universidades para examinar cómo esas tres disciplinas pueden trabajar en conjunto para mejorar la comprensión de las más candentes necesidades y desafíos urbanos. Se trabajó, en particular, sobre los problemas que enfrentan los sectores más vulnerables, tales como la inclusión social, el acceso a la ciudad, y el mejoramiento de las condiciones de vida, incluyendo vivienda, agua, cloacas y sanidad ambiental. Una mejor comprensión es una precondición para una más efectiva práctica urbana.
Continuando el primer simposio (Un)Anticipated Futures realizado en la Chulalongkorn University en Bangkok en febrero de 2012, y la reunión en el 6to Foro Urbano Mundial llevada a cabo en Nápoles en septiembre de 2012, los cuatro días del evento de este año incluyeron diversos tipos de actividades.

photo-2Comenzó con un recorrido por el Barrio 21-24, una de las villas más grandes de la ciudad de Buenos Aires, que estuvo precedido por una reunión informativa realizada en el Centro de Innovación y Desarrollo para la Acción Comunitaria (CIDAC) (2) de la UBA. Con más de 40 años de antigedad el Barrio 21-24 tiene actualmente una población estimada de alrededor de unas 60.000 personas (3) , en su mayoría inmigrantes de origen paraguayo. Cuenta con 64 organizaciones no gubernamentales que proveen servicios sociales y culturales (4). Sus mayores problemas son dominiales, la falta de una adecuada provisión de agua y cloacas, severa polución ambiental del Riachuelo, y la exclusion social.

El análisis de esta área y las propuestas para su mejoramiento fueron el objeto de dos de los trabajos presentados por el equipo de académicos de Buenos Aires en la sesión pública del Simposio del 27 de mayo (5). Moderada por Ariel Misuraca esta sesión pública fue inaugurada por las siguientes autoridades de la UBA y representantes diplomáticos: Eduardo Cajide, Decano de la FADU; Adriana Clemente, Vice-Decana de FSOC UBA; Medha Promthep, Embajador de Tailandia en la Argentina; y Mark Naylor, Agregado Cultural Adjunto de la Embajada de Estados Unidos en Buenos Aires. Margarita Gutman introdujo el simposio a la audiencia, presentando los objetivos y la trayectoria del programa Diseño y Desarrollo Social como una iniciativa interdisciplinaria y colaborativa de investigación aplicada de las tres universidades. Dos mesas moderadas por Guillermo Cabrera y Homero Pellicer trataron respectivamente sobre las Transformaciones y las Anticipaciones, en las tres ciudades (6). Se analizaron y discutieron comparativamente cambios sociales y urbanos, sus problemas y desafíos, asi como las políticas, programas y proyectos en el Barrio 21-24 de Buenos Aires, en Bushwick y el East Village en Nueva York, y en la ciudad de Bangkok. Una tercera mesa indagó sobre los aspectos metodológicos de las construcciones complejas para la investigación aplicada, con voluntad interventiva de participación en las políticas públicas y en la modificación de las estructuras disciplinares de la academia (7). Esta sesión pública del Simposio fue clausurada por Hugo Sirkin, Secretario de Ciencia y Técnica de la UBA, quien destacó la relevancia de la investigación aplicada y el trabajo interdisciplinario.

Tercer día: Taller Meandro FADU-UBAAl día siguiente, el 28 de mayo, se llevó a cabo un taller conducido por Santiago Bozzola (8) , en el que participaron 50 estudiantes de la FADU y 10 estudiantes del International Field Program de la New School, incluyendo 18 jóvenes docentes de la FADU. El taller se concentró sobre los problemas específicos del Barrio 21-24 en torno al meandro del Riachuelo, y exploró las formas en las cuales las intervenciones materiales (espaciales y de infraestructura) y sociales pueden encarar dichos problemas. Grupos de estudiantes y docentes trabajaron por 10 horas en equipos mixtos, y luego presentaron y discutieron sus informes con todos los participantes del taller y profesores de las tres universidades.

El 29 de mayo, la cuarta y última sesión del Simposio consistió en un panel moderado por Ariel Misuraca y compuesto por seis decanos de facultades de arquitectura de Argentina, Chile, Brasil y Tailandia: Eduardo Cajide de la FADU, Roberto Guadagna de la Universidad de Mar del Plata, Roberto Spadoni de la Universidad de San Pablo, Pongsak Vadhanasindhu de la Chulalongkorn University, Leopoldo Prat Vargas de la Universidad de Chile, y Gustavo Azpiazu de la Universidad de La Plata. Los panelistas discutieron sobre el rol de las universidades en los procesos de transformación urbana, ilustrando la gran variedad de iniciativas con compromiso social de las facultades de arquitectura de las universidades públicas.

El simposio concluyó con el anuncio y la entrega de un primer premio y cuatro menciones honoríficas, otorgados por un jurado internacional, a los trabajos presentados en la exposición «La Fadu y el Desarrollo Social». Esta muestra evidenció el compromiso social de los diferentes campos del diseño que se estudian en la FADU. Con la curaduría de Guillermo Cabrera, reunió 42 proyectos presentados por estudiantes de las carreras de Diseño de Indumentaria y Textil, Diseño Gráfico, Diseño Industrial y Arquitectura. Durante los días del simposio, estuvo expuesta en la Sala Horacio Baliero de la FADU y había sido previamente presentada en el Consulado Argentino en Nueva York. El premio fue otorgado a una estudiante de Diseño de Indumentaria y Textil y consiste en una breve visita a la New School en Nueva York (9).

La combinación del recorrido de campo con un simposio formal y público, un taller de trabajo con estudiantes, y las observaciones de las autoridades académicas, resultaron muy estimulantes y enriquecedoras ilustrando las potencialidades que ofrece la complementariedad de las perspectivas de cada uno de los cuatro modos de indagación e intercambio.
El próximo Simposio Internacional se llevará a cabo en octubre de 2014 en la New School, Nueva York. Incluirá a las tres universidades, así como una representación más amplia de una red de universidades latinoamericanas conformada en este segundo simposio, y otra posible red de universidades del Sudeste Asiático. Se acordó que el próximo simposio agregará a los temas de inclusión social que se han desarrollado hasta ahora, un enfoque sobre ciudades creativas y productivas.

 

En las presentaciones y discusiones realizadas a lo largo de los cuatro días emergieron una serie de obervaciones relevantes:

1. Se destacó la necesidad de arribar a lenguaje común de análisis entre las tres disciplinas y la riqueza de la complementación de los conocimientos disciplinares.
Las presentaciones de los trabajos en el Simposio Público, que fueron preparados mayormente por equipos mixtos de cada ciudad, mostraron un intenso trabajo interdisciplinario que intentó transponer los límites formales de los modelos analíticos de las respectivas disciplinas de la historia, las ciencias sociales y el diseño, enfocándose fundamentalmente sobre los procesos que afectan las transformaciones y anticipaciones urbanas. Entre otras, en las presentaciones sobre NY hubo una mayor atención a las cuestiones históricas. Estas nuevas presentaciones mostraron que los procesos en NY cambiaron con el tiempo y tuvieron resultados diferentes, por ejemplo el cambio en el stock de viviendas (Buckley), el cambio en los barrios (McGrath en el East Village y Rendon en Bushwick), y los cambios en el proceso de percepción y utilización de los modelos disciplinarios (Morrish). Uno de los comentaristas, Del Percio, destacó que no era fácil inferir cuál era el campo disciplinar de los presentadores.
Si bien los paradigmas metodológicos de las tres disciplinas existen en paralelo, en particular en las discusiones se encaró el desafío de buscar las intersecciones entre los mismos y sus consecuentes transformaciones. Estas discusiones evidenciaron la porosidad entre los límites de las disciplinas.
2. Se señaló la importancia de fortalecer los saberes urbanos como paso esencial para mejorar las prácticas urbanas en las distintas escalas del barrio, la ciudad o la metropolis.
Sobre las escalas de abordaje que oscilaron entre la macro y la micro, se sugirió incorporar el análisis de un nivel medio, equidistante y complementario tanto de las generalizaciones como de los ejemplos puntuales (Misuraca). Se destacaron asimismo las tensiones que existen entre las diversas escalas y lógicas que intervienen en la formulación de estrategias procesuales y complejas (Fernandez Castro). En general hubo mayor atención a los procesos, actores y políticas y menos a las condiciones físicas específicas.
3. Emergencia de nuevos términos para nuevas narrativas.
La propuesta de nuevos términos/conceptos, permitieron nuevas narrativas, como «derechos socio-espaciales» (Fernández Castro), «indisciplina» (Del Percio), «city-steading», «banco de tiempo», «banco de espacio», «banco de historias» (time bank, space bank, story bank) (Rendon). El lenguaje se transformó asimismo en otra de las «huellas del futuro» (Gutman) a medida que las nuevas narrativas fueron apareciendo.
4. La noción «huellas del futuro» disparó estimulantes preguntas.
Por ejemplo, el Sky Train de Bangkok parece ser claramente una huella del futuro. Pero, ¿son todas las huellas del mismo tipo? Hay algunas como las huellas en la arena que son efímeras, otras están en el barro y quizás duran un poco más, mientras otras que estan en el cemento permanecerán largo tiempo. Quizás debamos entender que las inundaciones, y los efectos del cambio climático, son huellas del futuro (Cohen).poster a1 2013-05-23-1 baja calidad
5. Superar palabras/categorías limitantes.
Con el objeto de superar las implicancias reduccionistas del uso de la terminología «formal e informal», se propuso interpretar esa dicotomía como un continuo integrado por las distintas formas de acceso al circuito productivo, identificar las nuevas formas de producción, y en particular investigar su impacto sobre los procesos de inclusion social.
6. Diseño de proyectos, procesos y productos.
Ante la cuestión de «Qué es lo que se está diseñando? estructuras físicas o espaciales o procesos?», se destacó que se trata de diseñar procesos, no solamente espacios o valores.
7. «Out of the box»
Este trabajo por fuera de los modelos, esquemas o canones de las disciplinas («outside the box»; y «¡a romper los esquemas!» «get out of the tub!» propuesto por Morrish) sugiere muchas nuevas preguntas. Entre otras, se enfoca en la necesidad de prestar más atención a la evolución temporal de los procesos urbanos a través de tres dimensiones: pasado, presente y futuro.
8. Construcción de nuevos paradigmas
Se destacó que la construcción de paradigmas holísticos y la complementariedad de las disciplinas, toman tiempo; asimismo se planteó el problema de la formulación de los criterios de éxito de los trabajos colaborativos y su consecuente evaluación (Carolina Mera y Cecilia Hidalgo). Ante la pregunta si estamos cambiando nuestros modelos analíticos, la respuesta es «¡No, no todavía!» (Morish).

Notas

 (1) Han sido formalizados en sus respectivas unidades académicas, los Programas «Diseño y Desarrollo Social» de la FADU y la FSOC de la UBA, y del Observatorio Latinoamericano (OLA) de The New School.

 (2) Presentaciones a cargo de Ivanna Liz Petz, Marcelo Bagnati y Santiago Bozzola.

 (3) Datos brindados por informantes del barrio. Según el censo nacional 2010, la población del la Villa 21-24 es de 31.066 habitantes.

 (4) Mitchell, Ann, «Alcance, mapeo y características de los organizaciones de la sociedad civil de las villa de la Ciudad de Buenos Aires», Documento 35, UCA, 2010.

 (5) Equipo académico de la Universidad de Buenos Aires: Santiago Bozzola, Guillermo Cabrera, Adriana Clemente, Javier Fernández Castro, Verónica Gallardo, Martín Gromez, Margarita Gutman, Monica Lacarrieru, Vanina Lekerman, Marcelo Lorelli, Carolina Maglioni, Nahuel Mandrini, Carolina Mera, Ariel Misuraca, Julia Nesprias, Homero Pellicer, Lucila Pugni Reta, Ariel Pradelli, Juan Pablo Scaglia, Pedro Senar, Ileana Versace.

 (6) Equipo de Bangkok: Decano Pongsak Vadhanasindhu, ex decano y profesor Bundit Chulasai, y Preechaya Sittipunt, Pirasri Povatong y Eugenia Vidal. Equipo de Nueva York: Robert Buckley, Michael Cohen, Amanda Entrikin, Margarita Gutman, Brian McGrath, William Morrish, y Gabriella Rendon.

 (7) Esta mesa contó con miembros de los equipos de las tres universidades, más Enrique Del Percio, Cecilia Hidalgo, y Roberto Doberti.

 (8) El taller estuvo también coordinado por Javier Fernández Castro, Ariel Misuraca, Juan Pablo Scaglia y Martín Encabo.

 (9) Premio: María Candela Izaguirre Ribas, Carrera Diseño de Indumentaria y Textil Cátedra: Valdés/ De Zen Cuatro Menciones: Bruno Somoza, Maximiliano Díaz, Nicolás Zakarian, Federico Ulicki, Juan Manuel Puerto y Nadia Perkan, Carrera de Diseño Gráfico; Maria Emilia Álvarez, Tobias Funes, Carrera de Diesño Industrial; Florencia Hillcoat, Carrera de Diseño Indumentaria y Textil; Andrea Sucari, María del Carmen Balaguer, Anahi Nieva, Carrera de Arquitectura.


+ Descargue el programa de este evento: portada e interior (.jpg)

+ Ver los resumenes de las presentaciones de la Sesión Pública del Simposio Internacional (.pdf)

+ Lea el artículo Transformaciones: Antecedentes históricos y diagnóstico socio-espacial de la Villa 21-24 (.pdf)

+ Lea el artículo Anticipaciones: Anticipando en el Barrio 21-24 (.pdf)

+ Lea el artículo Interdisciplina: Desarrollo e inclusión. Proyecto e intervención, notas sobre el abordaje interdisciplinario(.pdf)

+ Lea una síntesis del Taller Meandro por el Profesor Santiago Bozzola
(.pdf)